Tengo la convicción personal que todos los accidentes y enfermedades del trabajo se pueden evitar y que existen sobradas razones para hacerlo. Pero para conseguirlo es necesario que abordemos el cambio efectivo en las conductas de todos los trabajadores.

"Aquel que nunca ha fracasado, es porque tampoco nunca ha intentado nada."
O.G. Mandino

Vivo en la ciudad de Tarragona donde nací en 1967, con mi esposa Consuelo y mis dos hijas, Amelia y Valeria. Titulado en Ingeniería técnica y master en las 3 especialidades técnicas preventivas, me he dedicado de forma exclusiva a la PRL desde el año 1990,  realizado funciones como técnico de prevención, coordinador de seguridad y salud en obras, formador, auditor, perito judicial, consultor y responsable técnico de Servicios de prevención propio y ajeno.

Creo que en España hemos estado enfocando la PRL durante muchos años de una forma llamémosle tradicional, destinando gran cantidad de recursos a mejorar las condiciones de trabajo en cumplimiento de las obligaciones legales. Pero aun consiguiendo reducir el número de accidentes hay todavía muchas empresas que siguen teniendo altas tasas de accidentalidad, que las sitúan en la cola de los países desarrollados.

Tengo la convicción personal que todos los accidentes y enfermedades del trabajo se pueden evitar y que existen sobradas razones para hacerlo. Pero para conseguirlo es necesario que abordemos el cambio en las conductas de todos los trabajadores, desde el Director o Gerente hasta el Operario que se encuentra a pie de máquina, pasando por toda la cadena de mandos intermedios.

En los últimos años me he dedicado a conocer y utilizar las técnicas destinadas al cambio de las conductas inseguras, aprendiendo de aquellos que llevan mucho más tiempo que nosotros acumulando éxitos en este campo. Ahora me encuentro en disposición de transferir este conocimiento a aquellas organizaciones que lo deseen, independientemente del tamaño y del sector de actividad al que pertenezcan.