Planificación estratégica

Partiendo del posicionamiento estratégico en prevención, podremos arrancar el proceso para la definición del plan estratégico que deba llevar a la organización al punto deseado, en el plazo de tiempo convenido.

La estrategia se elabora definiendo objetivos generales en los factores que se hayan considerado claves para el éxito, seleccionados entre las siguientes áreas de actuación: 

  • Medidas para eliminar o reducir las conductas de riesgo.
  • Actividades destinadas a emitir medidas.
  • Liderazgo para un desempeño eficaz de las actividades y medidas.
  • Integración de la prevención en las funciones operativas.
  • Comunicación multudireccional.
  • Participación en  la toma de decisiones.

La empresa dispondrá de una hoja de ruta para desplegar su estrategia para la prevención de conductas de riesgos, donde se indicarán los qué, quién, cuándo, dónde y cómo necesarios para alcanzar los objetivos.  

Un elemento esencial del Plan estratégico será su propia comunicación interna y externa, de manera que todas las partes interesadas fuera y dentro de la organización lo conozcan, lo entiendan y dispongan de información sobre su evolución y resultados.